Guía Aprendizaje Automático (Machine Learning)

El documento que se muestra a continuación es un trabajo que se realizó como guía para el examen extraordinario de la materia de Aprendizaje Automático (Machine Learning), se publica únicamente como referencia, no como un trabajo terminado.

Se tocan temas de Aprendizaje Bayesiano, Gradiente de Descenso, Redes Neuronales, y se da un ejemplo de posible aplicación, y ventajas y desventajas de los diferentes métodos de aprendizaje.

Descarga: PDF Extraordinario Aprendizaje

Etiquetado , , , , , , , , , , ,

Esa viejecita y yo

Hoy llego a mi casa y la ropa está tirada en todo mi cuarto, papeles, libros y un tarot de juguete que alguna vez compré con la ilusión de aprender a leer mi futuro y mi destino, un bote de crema, una cajetilla de cigarros vacía. Me dispongo a escribir.

Ahora fumo también por las mañanas, como cualquier persona que siente una opresión en el pecho, que le impide mantener el ritmo de la respiración, es la preocupación que se fija en el corazón del ser humano y lo convierte en una persona madura, que ya no ríe como niño, que ya no cree en las personas, que ha podido ver la realidad y ésta le ha ensartado una flecha ardiente que por el resto de su vida le dirá que nada es como pensábamos cuando niños.

Me detuve antes de entrar a mi empleo, prendí un cigarrillo para aligerar la opresión del pecho, y frente había sentada una viejecilla con paquetes de basura clafisicada, latas por un lado, cartón y papel en otro, y algunas cosas de plástico. La dentadura se había ido de esa boca ya hace tiempo creo, pero siempre la sonrisa de un anciano es como una mantecada, suave, sin lugar rígido y como si dos cuerdas invisibles levantaran esas cortinas faciales, como si se abriese el telón de una comedia… tragicomedia.

Sin hablar nos burlamos de la gente que pasaba, remedaba la manera muy digna y altiva de caminar de los que usan trajes o vestidos de oficina, muy apurados ellos para llegar al edificio que este día succionaría su energía para alimentar a una entidad tipo egrégor que es la empresa donde laboran. Muy guapos todos ellos pero sin tiempo para detenerse a burlarse de la gente con una viejecita que además de no tener dientes, le gusta clasificar la basura. No pude evitar soltar varias carcajadas y risas de complicidad, como de haber hecho una travesura; yo también pensé lo que ella estaba pensando, que somos unos comediantes, unos actores, unos personajes que fingen siempre estar demasiado muy bien, que presumen de sus ropas, de sus pertenencias, su teléfono inteligente, sus salidas a bares y amistades, otros presumen ser muy intelectuales, haber leído mucho y conocer la vida de la farándula, otros seres más espirituales alardean de vestir como hindús, de usar expresiones de otras lenguas que ni siquiera son de un país que hayan visitado, presumen de ser budistas, yogis, sacerdotes, santeros, danzantes. Personas que presumen de ser perfectos imitadores, de ser simpáticos, que cuentan chistes, las muy putas y cabrones presumen de ser unas santas y santos, e incluso hay gente muy engreída que presume de ser humilde y bondadoso.

De eso precisamente nos reíamos la anciana y yo, cuando me fui me despedí levantando y moviendo mi mano.

Etiquetado

Aiki-jō

Aiki-jō

(Kanji: 合気杖 Hiragana: あいきじょう)

Trabajo presentado por: Omar Alvarado

El origen del Jo se atribuye a Musō Gonnosuke Katsuyoshi samurai japonés del siglo XVII según la leyenda que habla de que enfrentó al más famoso samurai de japón Miyamoto Musashi en un par de ocasiones donde la primera vez fue vencido por Miyamoto gracias a su técnica jujidome (bloqueo con los dos sables).

Miyamoto al vencerlo le perdonó la vida por consideralo un digno rival. Gonnosuke se retiró a la meditación y fue después de una revelación donde se le reveló como golpear el plexo solar “Encuentra el plexo solar con un bastón redondo”.

Fue entonces que Musō Gonnosuke construyó el Jo, un bastón de 1.28 metros de longitud y 2 cm. de diámetro, y con el cual perfeccionó sus técnicas combinando las técnicas de estoque del yari (lanza), los barridos de la naginata (alabarda japonesa) y los golpes del bō (bastón).

Posteriormente se volvió a encontrar con Miyamoto Musashi al que venció en esta segunda vez, y recordando que habíale perdonado la vida en el combate anterior, también lo hizo así.

El aiki-jō definido como las técnicas del bastón medio practicada acorde a los principios del aiki-do, fue desarrollado por Morihei Ueshiba en Iwama Japón, el cual fue sucedido por Morihiro Saito uno de sus más prominentes estudiantes, y que fue el que sistematizó más la enseñanza del aiki-jo.

Suburi

Suburi (素振り:すぶり?), se traduce como balanceos elementales, y se utiliza para refererirse a los movimientos básicos del aiki-jo.

Los suburis básicos con sus respectivas fonéticas para el trabajo de la armonía del ki son las siguientes:

Escritura

Nombre

Descripción

Fonética

直突き

choku-tsuki

Golpe frontal cargando previamente el arma.

eiiiiii

返し突き

kaeshi-tsuki

Golpe directo con trayectoria exterior.

eiiiiii

後ろ突き

Ushiro-tsuki

Golpe directo hacia atrás

eiiiiii

下段返し

Gedan-kaeshi

Golpe exterior-circular a nivel bajo

Hooop

 

Etiquetado , , ,

Dialogos de Omar – Alonso

En realidad comencé escribiendo este texto para quejarme de lo mal que me ha ido en la vida, Dios y yo nos hemos agarrado de la greña y ya se puede ver como me ha ido, contra un ser tan vengativo, belicoso y colérico como el Dios de los judíos no puede hacerse mucho así que he andado un buen trecho de tiempo de mi vida buscando uno algo así como hecho a mi medida, que me permita ir a conciertos donde se imite la voz de lucifer, que cuando se me antoje adorar a Tezcatlipoca o a los Pumas de la UNAM no se ponga celoso pero eso sí, que apoye mi aversión por San Judas Tadeo y el Reggaetón, que no crea en los políticos pero sí en las mujeres, en fín un Dios algo rockero pero tonto en el amor.

Cuando me di cuenta que estába describiéndome recordé aquella frase de Nietzsche donde nos dice que no importa si es cristiano, judío o musulmán “Dios está hecho a imagen y semejanza del hombre”.

¡Pero bueno!, antes que la proyección de mi conciencia religiosa corrija el orden de mis palabras y me impere hablar de mí mismo y no de Dios (que a estas alturas ya vendría siendo lo mismo), regreso al principio de este escrito, ya que escribía que me quejaría de lo mal que me ha ido en la vida, aunque después de un switch de perspectiva de dos párrafos (y espero que se haya captado el cambio de punto de vista), les contaré lo mal que me ha ido en la vida.

Recientemente terminé con la mujer que decía era el amor de mi vida, duramos mucho tiempo y qué triste que no se haya esforzado por mí al menos una pizca de lo que yo hice por ella, o más bien qué triste que no haya hecho yo una pizca más de lo que ya había hecho por ella para que ahora estuviera a mi lado, tal vez Dios así lo quiso, o más bien yo como ser supremo, proyector de películas.

El asunto es que como puede notarse cada vez me estoy dividiendo internamente, porque en lugar de fundirme con el cosmos, parece que yo mismo me estoy dividiendo en dos, porque una parte de mi ser me responsabiliza de todo, y la otra responsabiliza a los demás, ¿no es eso ya una forma de comunicación con el exterior?, ¡una comunicación bidireccional!, bien, no tengo por qué desmotivarme ahora.

Se nota demasiado que me cuesta abordar el tema sobre la responsabilidad de las cosas, pero ahí voy…..

Bueno al grano.

Llamemos al víctima Omar y al responsable Alonso.

Relato de una discusión interna.

- Omar nunca dije que fueras un irresponsable en tu forma de actuar, simplemente he querido darte a entender que todo lo que tienes ahora es gracias a lo que has construido tú mismo desde un principio, debes estar agradecido, pero por alguna razón siempre estás inconforme – Dijo Alonso haciendo todavía un esfuerzo por contener la desesperación, ya que Omar es un Tauro por Dios, un testarudo que no puede hacérsele cambiar de opinión si no es con una pizza o un abrazo.
- Pero si me acabas de decir que ahora mi mujer ya no está conmigo – Dijo Omar con unas cuantas lágrimas en los ojos – porque fue mi responsabilidad, entonces he sido irresponsable porque no es lo que yo hubiera querido.

Alonso ya había hecho un esfuerzo y estaba un poco cansado y decidió empezar a tomar todo de una manera sarcástica, ya era absolutamente necesario que liberara un poco de tensión, entonces empezó a decir:
- Mira Omar tú me puedes decir que eres un pobrecillo pero yo no me la creo, realmente donde ha habido una fuerte batalla todo este tiempo ha sido entre tu y yo. Si tú mujer no está contigo ahora es porque yo no he querido.
- ¡Y lo entiendo porque me lo has demostrado! – respondió un poco enojado Omar – cada que yo lograba estar bien con ella, me iba a ver tele, tú empezabas a reclarmarle cualquier cosa pura maldita estupidez, y cuando la hacías encabronar en serio ¡te largabas!, era cuando yo tenía que ir a llorarle a rogarle y tú, muriendo de la risa detrás de la puerta.
- ¡Claro! – Dijo Alonso – te veías realmente cómico tratando de articular una frase que le hiciera click en su mente para que te besara o al menos te diera un abrazo, y ¡caray!, hasta yo me daba cuenta que a tu mujer nunca le gustó que le rogaras, le daba tanta repugnancia verte débil y rogándole por un abrazo, como si fueras un limosnero, ¡Ese no era el Omar que ella quería!, de hecho te era infiel conmigo – Dijo Alonso en tono de broma.
- ¡Imbécil!
- Al menos yo no estaba de llorón
- Por que a tí te gustan las rubias, si ella fuera una de ellas el llorón serías tú y yo el “machito”
- ¡Pero venga que a ti te gustan las fuertes de carácter! por eso es que yo las hacía encabronar, porque sientes re bonito sometiéndote ¿no es verdad?.
- Ok lo admito, soy un poco débil – Dijo Omar ya un poco resignado y condescendiente ¡como de bendita costumbre!
- ¿Un poco?, pero si te pones de alfombra, ¿recuerdas porque terminaste tu última relación?
Omar casi escupe el agua que estaba tomando y dijo con descomposición facial:
- ¡Pues porque me enamoré de mi mujer!, quería estar con ella porque yo tengo derecho a ser feliz y a perseguir mis sueños de tener una familia, llegar a viejito con alguien y ser un bisuabuelo moribundo
Alonso lo miró con una sonrisa como la de un padre amoroso que oye los pretextos estúpidos de un hijo cuando el ya sabe toda la verdad sobre donde estuvo toda la noche.
- Omar, terminaste en una pequeña parte por eso, – dijo Alonso – pero cuánto tiempo te estuve diciendo que ¡eso no era relación!, que debías mostrarte un poco más de respeto y no dejar que te pisotearan, ¡Caray!, hasta yo que amo a los animales pisaría a un Leopardo si me lo regalaran para el piso de mi sala.
- Claro que no, fue por amor, porque otra vez creí en el amor.
Alonso soltó una carcajada que inmediatamente reprimió para no incomodar mucho a Omar, ya que aparte es un sentido que todo se toma muy personal.
- Mira Omar si dejaste a tu ex-esposa fue porque yo ya te lo había ordenado sólo era que tuvieras….
- ¿Una inspiración?
- No, alguien que te controlara todavía más, caray ¿Omar no te has dado cuenta?, hasta ahora no has podido llevar el control de tu vida y siempre te sientes a salvo cuando alguien lo lleva, ¡eres un flojonazo!, hasta eso quieres que hagan por ti toma ya tus decisiones compañerito y hazlo pronto porque no vas sólo en este barco, también están los pulmones, las piernas, los brazos y nuestro muy querido corazón – Parecía que Alonso perdía la paciencia – Te quejas de que tu ex esposa no te tomara importancia y ¿cuándo se la diste tú?.
- ¡Claro que le dí importancia, no la dejé sola con un hijo, le dí apoyo! – dijo Omar pero obviamente ni el creía en su argumento.
- No le diste la importancia, ni siquiera la fumabas
- No tenía que hacerlo me mintió miles de veces, nunca me tomó en serio
- ¿Y tú te tomaste en serio?, no me digas que tú te tomaste muy en serio cuando te decidiste casar y entregarle tu vida a alguien que ni conocías.
- ¡Bueno Dios lo hubiera querido así y yo fui un buen cristiano! tomé la decisión tomando en cuenta al supremo. – Dijo Omar como enorgulleciéndose de su bienhacer.
- ¡Lo ves!, una vez más Alonso tomaría la ventaja con este comentario – tú autoestima estaba por los suelos y ¿para qué te llevas entre las patas a una chavita de 20 años?
- Yo tenía 19 – aclaró Omar
- bien pero dime, ¿alguien qué le dice a Dios que decida por él porque el no tiene la capacidad, la fuerza, la decisión, ni siquiera el interés de hacer un antojo, ¡ya ni siquiera es el antojo sino tu vida.
- ¿Ok ya no me regañes qué quieres que haga?
- ¿Ves?, ¡No me preguntes, decide tú sobre tu vida!
- ¡Tomaré la decisión de mandarte al carajo! – Ya Omar se había molestado pero Alonso nunca pierde la esperanza de hacerlo entrar en razón.
- Me voy si quieres, pero no culpes a tu ex esposa de lo que te pasa por favor responsabilízate.
- ¿Ya ves?, te dije que te gustan las güeritas y te apuesto a que la siguiente vez que liguemos será con una de ellas – Dijo Omar recuperando el ánimo
- ¡Pero claro!, Roma y Grecia también alternaban su predominio, cresta y valle, rueda de la fortuna como quieras llamarlo, la serpiente se muerde la cola, la vida no gira en círculo sino en espiral, eso me queda claro pero ¿sabes qué es lo curioso?, y espero que ya te hayas dado cuenta.
- ¿Qué? – pareciera que Omar ya supiera lo que Alonso quería decir, una vez más estaban enfrascados en la misma situación, pero con un amor diferente.
- Que todo gira en torno a una mujer otra vez – Alonso lanzó un suspiro de resignación.
- Cierto pasé mucho tiempo pensando eso el otro día.
- ¿Y entonces?
- ¡Parece que el problema son las mujeres!, – Dijo Omar como si se le hubiera ocurrido una idea, aunque cada día se le ocurriera lo mismo unas mil veces – ahora entiendo que todos tenemos prioridades, para algunos es Dios, para otros la ciencia, para otros como yo, el tener una familia y estar a lado de una mujer, por eso entrego todo, todo este tiempo lo he sabido
- ¡Estás girando en círculos! – quiso corregir Alonso
- Espera déjame terminar la idea
- Es la misma, pero aún no te convences.
- Claro
- ¡La cuestión eres tú, mira hacia adentro, tal vez la amenaza de otros seres inteligentes no venga del espacio exterior sino de la profundidad de los mares! – Dijo Alonso en tono catedrático.
- ¡Uy si uy si!, – dijo Omar burlándose de Alonso – ya leí un libro de ficción científica de mil doscientas páginas y ya me siento un intelectual, ya me siento más que los demás y pienso que todo mundo es estúpido menos yo.
- ¡Para! – dijo tajante Alonso queriendo detener la burla.
- ¿Ya ves que no es muy grato que se burlen de tu forma de ser? – Dijo Omar – tú eres un maldito ególatra, siempre quieres tener la razón
- Bueno al menos déjame terminar la idea lo que quería decir …
Omar perdió la paciencia y dijo ya en un tono de hartazgo.
- ¡Ya sé que todo está dentro de mí!, pero recuerda no es fácil dejar de compensar mis carencias emocionales
- Más bien las reafirmas
- Como sea, todo mundo compensa algo, de hecho miles de cosas, por eso hay aviones, naves espaciales, barcos, programas informáticos, porque el ser humano compensa su indefensión contra la naturaleza, si no puede con la fobia de las arañas, menos con el miedo a un león, el hombre es débil, yo soy débil y gracias a mi debilidad he desarrollado inteligencia
- Yo soy el inteligente y tú el tonto – dijo Alonso
- ¡Claro!, la desarrollé en tí así que no me vengas con esas tonterías de que todos nuestros defectos son malos,
- No existe el bien y el mal
- Bueno que no son beneficiosos, bueno me cuesta tanto hablar sin meter bien y mal – dijo Omar
- Entiendo tu idea -
- Entonces por qué me interrumpes, te decía entonces que somos lo que somos gracias a eso
- Claro
- No me des el avión
- No de verdad estoy de acuerdo contigo
- ¡¡¡Entonces a que viene toda esta maldita discusión!!!
- ¿Eres Feliz?

Hubo un silencio mortal

- Quiero conocer a Dios – dijo Omar agotado, triste y desconsolado.
- No está en una mujer – Alonso puso su hombro en él.

De pronto una viejecilla pidiendo una moneda
- Disculpe

Y contestan ambos al unísono.
- ¿Diga?
y al mismo unísono piensan:
….

¿Qué soy?

¿Estamos digiriendo bien la evolución o nos está absorbiendo demasiado rápido?

¿Será posible que nuestra memoria se está trasladando a las redes y la destrucción de la memoria personal sea la creación de la colectiva?

¿Egregor?

sustitución del yo por nosotros…….

¿Mi edad?, 2.4 millones de años

¿o 13.700 millones de años? :/

¿Qué edad tengo?

¿Qué soy?

Null Session

Accediendo a través de “Null Session” en Windws una persona puede realizar lo que se conoce como enumeración en el proceso de un ataque cibernético.

- Lista de Nombres
- Máquinas en una red
- Recursos compartidos.

Un comando que puede utilizarse para acceder a una máquina de windows es el siguiente:

C:\>net use \\192.168.1.3 \IPC$ “” /u:””

Después de tener acceso un atacante, puede obtener información valiosa por lo que se recomienda utilizar programas como <a href=”http://www.systemtools.com/somarsoft/?somarsoft.com”>Dumpsec</a&gt; para realizar una auditoría a todos los recursos que pueden ser accedidos de esta forma.

Es necesario que estén habilitados los puertos TCP 139 y/o 445 por lo que puede evitarse este ataque configurando el cortafuegos para impedir acceso a éstos.

Etiquetado , , , ,

Filósofo derrotado

Había un hombre que cuando niño alguien le dijo que la verdad lo liberaría, por lo que luchó con mucho ahínco para encontrar en cada acto la verdad absoluta. Cada acto era motivo de reflexión, cada palabra era causa para discernir entre lo absoluto y lo relativo, pero nunca nadie le dijo que la verdad absoluta era inalcanzable por lo que poco a poco fue contaminándose de ideas compradas en escuelas de filosofía, de religiones, de psicología y hasta de ciencia, todas ellas eran simples puntos de vista.

Desgraciado fue cuando aumentó su urgencia por encontrar lo trascendente y comenzó a aturullarse con lo irrelevante, nadie le dijo que el camino para encontrar la verdad era infinito en espacio y tiempo, por eso mismo se llama verdad absoluta, porque hay que recorrer el todo en todas las dimensiones conocidas y desconocidas, es imposible cuando vives limitado por cuerdas de doce nudos, cuando vives limitado por el sentido del tacto y el alcance de la luz reflejada que choca con tus ojos, cuando no recuerdas ni siquiera el inicio de tu existencia ni sabes el instante preciso de tu muerte.

Este hombre cree haber encontrado la manera de poder ser ubicuo y conocer lo absoluto, ha pedido ser incinerado en su muerte para expandirse hasta el universo, ha pedido también que sus cenizas se arrojen al mar, para que todo mundo lo respire, lo beba y pueda tener millones de ojos, ha decidido dar con su muerte el paso definitivo hacia la verdad, pero como sabe que la muerte es ineludible ha decidido posponerlo y entregarse a los placeres mundanos, y aprisionarse al engaño de los sentidos pero ahora de manera consciente.

El pecado de un intelectual

Odio leer entre líneas, odio saber el mecanismo de la psique humana, sería más feliz siendo un ingenuo, la inteligencia y la verdad está sobrevalorada, nuestra alma se va destruyendo con el intelecto, ya no sientes, sino racionalizas, ya no disfrutas, sino caminas por el camino tortuoso de la comprensión de la existencia del yo, mi pecado ha sido el haber comido del árbol de la ciencia del bien y del mal, y he sido desterrado para siempre del paraíso de la felicidad.

¿Quién ha sido la cruel serpiente que ha metido en mi cabeza fines tan contradictorios, objetivos tan antagónicos, como la felicidad y el intelecto?, ese que se arrastró sigilosamente para sembrar en mi corazón esa dolorosa contrariedad, han sido tal vez los apostólicos usurpadores de la escuela de Santiago, han sido mis propios padres que ha su vez han sido engañados por siglos de generaciones o he sido yo mismo, pero la pregunta es el por qué alguien querría hacerte sufrir y tenerte ocupado con cuestiones irresolubles, ha sido una máquina con siglos de perfeccionamiento que su único objetivo es exprimirte hasta los huesos, vaciándote el alma, creando una inmensa necesidad de acompletarte, y seduciéndote con placeres que nunca llenarán ese hueco creado por la separación del yo y lo demás.

Cuando apenas probaba de las delicias del saber, quería enseñar a todo mundo a ser libre, pero ahora lo dudo porque no es decente arrebatar la felicidad al ingenuo, ahora tal vez mi felicidad podrá completarse si me fusiono con el universo, y aprendo a contemplar a las palomas, a los niños que corren con inocencia, sabiendo que en ellos existe la felicidad, porque yo apartado del todo no puedo sino lamentarme por lo que ocurre dentro de mí, sólo robando a otros su felicidad, sólo contemplándolos, ah qué gusto me da de pronto ver que alguien ríe, que alguien cree en el amor y en la felicidad, qué comfort me da saber que hay quien no vive con estas terribles preguntas sobre la existencia, por eso es necesario que destruya mi ego, que ha creado una barrera entre mi dios, y el Dios.

Siddharastro

Taxi

Una señora de avanzada edad por las calles del centro de la Ciudad de México me hace una seña para pedirme algo y me dirijo a ella, ahora sí traigo un poco de monedas en la bolsa y pienso que mi egoísmo psicológico podría hacerme algún bien si le doy para que se compre algo de comer. Me dice la viejecita:
- Jóven hágame el favor de parar un taxi para mí
Contesto mientras suelto las monedas dentro de la bolsa de mi pantalón y me dispongo a hacer la buena obra del día, y le contesto – A ver ahorita detenemos uno señora no se preocupe usted.
La señora es de esas personas indigentes trae unas bolsas con desperdicio seguramente, latas de refresco y cosas por el estilo y miro su cabello níveo oculto entre el polvo de la ciudad, la grasa y suciedad de no haberse bañado en algunos días. Pasan taxis “no libres”, y miro de pronto una pareja de enamorados que se besan y pienso en el engaño, recuerdo un libro que vi en algún lugar prohibido llamado “Amores Adúlteros”, y comienzo a recrear la realidad de esa pareja en el escenario de los engaños, las mentiras y la hipocresía de un beso, casi entro a una zona donde el látigo que azota mi espalda es más grande y mi fuerza aumenta, pero en ese momento me dice la vieja:
- ¿Qué no vio ese taxi que iba “libre”?, – Con tono descalificador de una vieja amargada y moribunda –  ni está poniendo atención mejor le digo a otra persona que me ayude, llevo media hora aquí ¡carajo!.
En una contestación ahogada se consumen mis pensamientos sobre la pareja, doy media vuelta y me voy, pienso. – ¿Qué derecho puede poseer una persona para pedirte un favor y luego reprochar tu falta de atención de manera tan… chabacana?.

Camino por las calles del centro y los personajes de la película que se produce en mi mente van en pasarela, tal vez a alguno conocí de pequeño y no lo recuerdo, no importa mucho la gente, y la vieja (lo digo por coraje) menos, importan quien comparte contigo algo  trascendente, por ejemplo una danza mexica, un conocimiento oculto o la genética por ejemplo, es decir la familia, o quien compartes el lecho donde todo pasa, eso es importante, creo.

Miro un periódico y veo a “una mujer calcinada” le monde est fou, recuerdo de pronto a alguien que dijo que Dios se llevaba al cielo a gente inteligente, gente “buena”, me daría fuerte con el látigo nuevamente si pensara que soy un idiota y que por eso estoy aquí, no es así, hace no mucho murió alguien que de no era muy agraciado en inteligencia, de hecho su ortografía era pésima (¿Qué derecho puedo poseer para juzgar a alguien a quien no he educado?), algo en mi mente me reformula el pensamiento y pienso. – Regularmente la gente que muere se convierte en “buena”, algo pasa …  a veces pienso que hay mucha falsedad sobre la lamentación de la muerte  o desgracia de otras personas, por ejemplo en un velorio, no falta quien diga “eramos muy buenos amigos”, y he visto a quien dice eso y un mes antes habíalo eliminado de Facebook, porque consideraba al ahora difunto, una persona ignorante, metiche, chismosa, etcétera. Por tal motivo no acostumbro a dar pésames (a veces hablo de más y no muy bien de las personas), menos en un muro de una red social, caray ya ni flores se mandan, pero es muy fácil meter las manos a la bolsa por unas monedas y depositarlas en un comentario que diga “Te recordaremos siempre Gabo”.

La danza del puercoespín.

Aún se respira la humedad de una lluvia, las piedras que recojo tienen lodo que a su vez mancha mi ropa. Formo un círculo con las piedras me introduzco y miro a donde viene el de la cresta, la luz me deja cúmulos de oscuridad y medito. Ahora volteo al sur lugar de Huitzilopochtli la inocencia de un niño al que abrazo y le doy de beber agua me toca por los huesos y me sienta en sus piernas, me ofrece protección y la acepto.

Giro nuevamente y veo otras manifestaciones de mi yo en otro espacio y tiempo, termino viendo a una mujer que me dice – Ten confianza y sube a la montaña.

Ya en la montaña estoy danzando, es un espacio estrecho y ni siquiera ésta cima está conectada a su propia montaña, bajo un poco y encuentro una piedra de río que me habla, está vibrando y está caliente, sé que ha aprobado con entusiasmo mi danza y sigo pero ahora caigo a la parte inferior de la montaña donde me sujeto de un árbol sin hojas, que está inclinado y me tambaleo al sonido de un huéhuetl que suena a lo lejos, voy en busca de un animal que acompañe mi danza y a lo lejos oigo a un águila, pero detrás de un arbol sale un puercoespín, que está inquieto, cómodo y con mucha confianza, lo invito a danzar, y entramos al corazón de un calpulli, parece no sentir reparo por la forma de su cuerpo y se mueve con soltura, finalmente estamos armonizando a los guerreros que han bajado por la sutil conexión que existe con los cielos.

El puercoespín va y descansa en el árbol sin hojas.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: